Recetas con Cannabis: Mayonesa especial de marihuana

Recetas con Cannabis: Mayonesa especial de marihuana
Recetas con Cannabis: Mayonesa especial de marihuana

Ya teníamos aceite y mantequilla para ayudarnos con nuestras recetas psicoactivas y medicinales, pero hoy traemos la receta de algo que nos va a encantar y que podremos usar rápidamente en nuestro bocadillos o para mojar las papas fritas y cogernos un viaje de los buenos mojando en mayonesa. Hay una manera rápida que es preparar la mayonesa y mezclar con la marihuana triturada, pero esta quedaría rara al comer ya que veríamos los pedacitos de marihuana y aun así no tendría tanta potencia como si la hiciéramos con aceite de marihuana. - 3 yemas de huevo grand

Ya teníamos aceite y mantequilla para ayudarnos con nuestras recetas psicoactivas y medicinales, pero hoy traemos la receta de algo que nos va a encantar y que podremos usar rápidamente en nuestro bocadillos o para mojar las papas fritas y cogernos un viaje de los buenos mojando en mayonesa.

Hay una manera rápida que es preparar la mayonesa y mezclar con la marihuana triturada, pero esta quedaría rara al comer ya que veríamos los pedacitos de marihuana y aun así no tendría tanta potencia como si la hiciéramos con aceite de marihuana.

- 3 yemas de huevo grandes
- 1 cucharadita de jugo de limón fresco
- 1 cucharadita de vinagre blanco (o vinagre si te gusta ese sabor)
- ½ cucharadita de mostaza de Dijon
- La sal del mar, según sus preferencias
- Cerca de una taza de de aceite de cannabis macerado (digo “aproximadamente” porque, por alguna razón, cuando emulsionamos los aderezos la cantidad de aceite que se necesita varía ligeramente de un lote a lote)
- Cómo hacer mayonesa Marihuana:

Muy recomendable utilizar un procesador de alimentos o una licuadora (una batidora de mano eléctrica funcionará tan bien). Podemos utilizar un bol y un batidor manual, pero al hombro no le hará mucha gracia.

1. Añadir todo a la batidora excepto el aceite de cannabis y un poco mezcla hasta que se ve la solución homogénea.

2. Este es el punto crucial: añadir el aceite muy lentamente. Con el batidor en funcionamiento, haremos que el aceite caiga sobre el antes de llegar a la mezcla. Mi regla de oro es no dejar que el flujo de aceite se haga más gruesa que un palillo de dientes. Si tenemos licuadora o procesador decente, el aceite debe emulsionar bien y empieza a espesar la solución.

3. Seguiremos añadiendo aceite hasta que la mayonesa tenga el espesor que sea de nuestro gusto.

¡¡¡Y ahora a probarlo con un sándwich!!!